(Resumen por Alberto Salas y Paco Navarro)

El texto literario

La lectura de textos literarios es un acto de comunicación en el que cada uno de los elementos que intervienen posee unas características específicas. En ese acto de comunicación, el emisor es el autor, creador de la obra. El receptor es el lector, quien recrea la obra y la interpreta. El mensaje es la propia obra, el texto literario. El canal es el libro, el teatro, la canción o los medios audiovisuales. El contexto del autor y el del lector son diferentes pues se trata de realidades ficticias creadas por el autor desde su mundo personal y recibidas por el lector desde sus circunstancias. Por último el código es la lengua común, pero embellecida con fines estéticos y expresivos: se trata del lenguaje literario.
Características generales

Aunque se basa en la lengua común, el escritor manipula y modifica el idioma de manera que el resultado sea un lenguaje creativo e innovador.

  • El lenguaje literario es un lenguaje connotativo. El escritor emplea las palabras con significados afectivos personales. La obra literaria suele poseer una gran riqueza léxica.
  • Las obras literarias provocan significados variados, es decir, tienen valores polisémicos.
  • En los textos literarios predomina la función poética, expresiva y conativa.
  • Para conseguir la función poética y la expresividad, el escritor se vale de figuras literarias. Estas figuras pueden ser fónicas, morfosintácticas o semánticas.
  • Las estructuras de los textos literarios son recurrentes. Los textos suelen distribuirse en estrofas y versos, en capítulos y secuencias, en actos y escenas. Las tres grandes formas de expresión literaria son:
  • la lírica
  • la narrativa
  • la dramática
Los textos líricos

La lírica constituye la máxima expresión de la subjetividad del autor, de sus sentimientos y de su mundo interior. En los textos líricos predominan la función poética y la función expresiva o emotiva del lenguaje. El poeta no narra acontecimientos ni describe objetivamente la realidad, se centra en la expresión del “yo”.

  • Los textos líricos no tienen apenas acción, pues la expresión subjetiva e intimista casi siempre es estática, no hay paso del tiempo ni sucesión del espacio. Los temas son universales: el amor, la muerte, la soledad, la naturaleza, el misterio de la vida...
  • Los textos líricos adoptan usualmente el verso como forma de expresión. En la poesía desempeñan un papel importante la regularidad silábica, la distribución de los acentos, la repetición de las rimas, las pausas... Aunque también puede haber lírica en prosa.
  • Además de la organización rítmica, repetitiva, del poema es característica del genero lírico la repetición léxica o de las estructuras gramaticales.
  • En la poesía suele darse una gran concentración y abundancia de figuras retóricas.

Características lingüísticas de los textos líricos

  • Uso de la primera persona complementada con la segunda persona, convertida en el “tu” poético.
  • Presencia de exclamaciones e interrogaciones retóricas, de reticencias o de vocativos que aluden al receptor interno del poema (la amada, la naturaleza, etc.) .
  • Preferencia de construcciones nominales sin verbo.
  • La adjetivación es preferentemente valorativa.
  • La coherencia en ocasiones esta determinada por la estructura métrica en la se encuadra el poema.

Principales generos líricos

  • Balada: composición poética dividida en estrofas iguales, en la que se refieren melancólicamente sucesos, pasados, legendarios y tradicionales.
  • Oda: poema lírico bastante largo dividido frecuentemente en estrofas.
  • Égloga: composición poética en la que pastores dialogan apaciblemente sobre sus aspectos y de las cosas de la vida campestre.
  • Canción: composición en verso que se canta. Música con que se canta esta composición.
  • Elegía: composición en la que el poeta expresa sus lamentaciones por un hecho doloroso.
  • Sátira: el objetivo es censurar o ridiculizar comportamientos sociales.
  • AAAAAAAAAAAA

TEXTO COMPLETO